Hotel Zapotlán

Es uno de los inmuebles de trascendencia histórica más conocidos de Ciudad Guzmán; este fue el lugar donde llego a descansar Venustiano Carranza en 1913, todavía los relatos y las crónicas dan cuenta de su visita y de cómo fue recibido por Guillermo Jiménez con la frase: “Bienvenido a Zapotlán, caballero Azul de la esperanza…”.

Su construcción se inicia a principios de la segunda mitad del siglo XIX, y era de una sola planta, posteriormente siendo propietaria la familia Anguiano, es transformada en dos plantas y le aumenta el número de habitaciones. Ahí se estableció el primer teléfono de la ciudad. Su estilo arquitectónico es de art noveau. Esta magnífica construcción es digna de apreciarse desde la entrada por la bella puerta de ingreso que aún posee.




Textos e Investigación: Fernando G. Castolo, Jefe del Archivo Histórico y Cronista de la Ciudad.

Número de visitas: 4202